Familiares de la señora Barbara Gonzales denunciaron que su pariente perdió la vida debido una mala práctica médica. - Miguel Paulino Noticias

Lo Nuevo

Home Top Ad

Post Top Ad

miércoles, 12 de mayo de 2021

Familiares de la señora Barbara Gonzales denunciaron que su pariente perdió la vida debido una mala práctica médica.

SANTO DOMINGO –
Familiares de la señora Bárbara Gonzáles, quien vino desde los Estados Unidos, fallecida el pasado 7 de mayo del presente año, denunciaron que su pariente perdió la vida debido una mala práctica médica. Pero en el Centro Médico UCE supuestamente dijo que fue por Covid-19.

Una hija de la occisa llamada Kiana Gonzáles, comentó que luego de que la doctora Fátima Almonte le practicara una abdominoplastia a su madre en el Centro de Cirugías Plásticas y Especialidades Santo Domingo, la tenían por varios días en una casa de cuido sin las condiciones que se necesitaban.

Kiana añadió que su madre permaneció tres días en Centro de Cirugías y regresó el día 7 de abril, en donde supuestamente tuvo complicaciones.

No es hasta el día 15 de abril que fue enviada por complicaciones posquirúrgica a la UCE, donde llegó en estado crítico y fue ingresada de inmediato por deficiencia respiratoria”, indicó Kiana.

Ella dijo que su madre le había dicho que sentía dolor de cabeza, fiebre y tos, pero supuestamente la doctora le recomendó que fuera al hospital.

Expresó además que llegó desde New Jersey en perfectas condiciones al país, donde se practicó la prueba del Covid-19 antes de viajar y se la repitió al ingresar al territorio dominicano, y todas salieron negativas.

Uno de los representantes legales de Kiana, mencionó que la doctora tomó la decisión de enviar a Bárbara al Centro Médico UCE luego de que su hija decidiera viajar al país.

La primera información que nos dieron es que ella llegó con los pulmones colapsados, Fátima la tuvo mucho tiempo en la casa de cuido. Es una negligencia total en una persona que se le ha practicado una cirugía”, enfatizó.

Aseguró que en la UCE le realizaron la prueba del Covid-19 el día 15 y dio positiva, pero se la repitieron 15 días después y salió negativo.

Agregó que no es posible que, tras haber dado negativo, su causa de muerte haya sido por Covid-19, por lo que denunció ” que la UCE está haciendo un apto de complicidad con la doctora Fátima, quien no tuvo el cuidado debido con la paciente, luego de hacerle la cirugía”.

Expresó que Kiana le había pedido al Centro de Cirugías el historial clínico de su madre y no se lo dieron. Indicó que le están cobrando alrededor de 2 millones de pesos, de los cuales aún están debiendo casi RD$800 mil.

Insiste en que la doctora debe responder por la alegada negligencia médica en este caso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad