El Diablo le ordenó que lo matará a todo su familia. - Miguel Paulino Noticias

Lo Nuevo

Home Top Ad

Post Top Ad

jueves, 13 de febrero de 2020

El Diablo le ordenó que lo matará a todo su familia.

NUEVA JERSEY – El comerciante Johnny Solano, primo de Eugenio Severino, el dominicano que la semana pasada le quitó la vida a su esposa Ruth Pérez Reyes y los hijos de la pareja, Euriany y Eury, dijo creer que fue el Diablo quien le ordenó los homicidios a su pariente, describiéndole como un hombre trabajador, amante de la familia y que amaba a la mujer que ultimó.

Solano, habló con medios locales de Nueva Jersey y Pensilvania en momentos en que se hacen los preparativos y se recaudan fondos para los funerales y enviar los cuerpos a la República Dominicana, donde serán sepultados en los próximos días.

Recordó que él, le dio empleo en su restaurante “La Cuchara” a la esposa de su primo y ella, gestionó el trabajo que su verdugo tenía como lavador de carros.


Solano relató que si bien la pareja tuvo discusiones como es normal en cualquier matrimonio, nadie que conociera a su primo, se imaginaba que cometería crímenes tan atroces, mucho menos contra su propia familia a la que se había entregado.

Es la primera vez que se conocen detalles interiores sobre los homicidios a más de una semana de la tragedia.

En su página de facebook, Ruth escribió que trabajó como internista en su natal Sabana de la Mar, estudió en el campus de UTESA de Santo Domingo y psicología en la UASD y se graduó de bachiller en el liceo Virginia Pou de su pueblo.


Los familiares de la mujer, explicaron que ella interpuso una orden de alejamiento contra Severino en enero, porque la había amenazado con quitarle la vida.

Severino fue encontrando colgando de un árbol en un bosque del parque estatal en el área de Carneys Position en Nueva Jersey, cerca de la casa donde vivía la familia.

Después de verificar la dirección de Severino, la policía halló los cuerpos de la madre y sus hijos pequeños con estocadas dentro de la vivienda en un condominio en el suburbio Penns Grove, Nueva Jersey, el miércoles de la semana pasada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad